jueves, 23 de junio de 2016

Érase una vez en Isín...


A veces, las personas tenemos vínculos especiales con otras personas, con canciones, con películas... Nuestro cole tiene ese vínculo especiaI con un lugar. Se llama Isín y todos los años nos da la oportunidad de vivir experiencias únicas en un entorno privilegiado.
Arranca este "Isín 2016"  con un grupo de alumnos emocionados, demostrando muchas ganas de aprender y divertirse en compañía de sus profesores.  
Hoy el día ha sido muy intenso. Nada más llegar al que va a ser nuestro pueblo durante los próximos ocho días, las sonrisas y las miradas brillantes han inundado los rincones de Isín. Hemos empezando recorriendo las calles empedradas y marcando los lugares de referencia más importantes (la plaza, la carpa, la iglesia, la piscina, la pista de juegos...). El recorrido nos ha dejado hambrientos, así que todos a comer unas magníficas lentejas con arroz y muslos de pollo. El primer grupo de trabajo se ha encargado de organizar las mesas, montar las vajillas y recoger todo después de disfrutar de un buenísimo helado de postre. Este año estamos muy contentos, porque son muy pocos los alumnos que tienen algún tipo de intolerancia alimenticia; tenemos un par de buenos celiacos y otros tantos que están reñidos con la dichosa lactosa (¡esto está chupao!).
Al agua patos
Después de llenar el buche, ha llegado uno de los momentos más esperados de nuestro campamento: el reparto de casas. Se trata de un momento importante, que muchos de ellos llevan esperando unas cuantas semanas ya. Es genial ver sus caras cuando van escuchando los nombres de los que van a ser sus compañeros durante unos cuantos días. En esas casas, van a compartir momentos especiales que sin darse cuenta les van a ayudar a crecer como personas, se llama CONVIVIR.
Una vez instalados, y habiendo plegado calcetines, camisetas y calzoncillos en los cajones de los armarios (¡de verdad que son capaces de hacerlo!), hemos merendado antes de ir a darnos un chapuzón en la piscina. Apetecía mucho ese primer baño en esta tarde veraniega. Por aquí se esperan altas temperaturas hasta el viernes.
Y nada, todos en bañador a organizar el primer taller del campamento. Por grupos de casas han elaborado un atrapasueños muy chulo, que les va a permitir quedarse con todos los sueños bonitos que van a tener durante estos días. La verdad es que se han organizado muy bien, y ha servido para empezar a conocer la dinámica de los diferentes grupos. 
Taller atrapasueños
Hoy en Isín hemos cenado sopa y pizza con patatas fritas de bienvenida. ¿Que tienen las patas de fritas que aquí o en la china están tan ricas?. De postre una buena pera, que se podía comer con la mano.
La velada de hoy consistía en buscar por todo el pueblo con las linternas a estos profes chiflados que andaban escondidos en papeleras, detrás de un arbusto o subidos en algún árbol. Para los que han conseguido encontrar a alguno de ellos tenían como premio el primer cromo de una colección que este año tienen que completar y pegar en un fantástico album isiniano. Los cromos de esta noche eran los "miniyos" de cada uno de los profes. Después vuelta a la calma para analizar entre todos el primer día y a dormir.
Sin duda un primer día intenso y variado donde el objetivo principal ha sido conocer y reconocer nuestro pueblo y empezar a compartir sensaciones entre todos.
Hoy nos quedamos con muchas cosas positivas, pero nos apetece destacar dos. La primera es el haber conocido a Beatriz, una alumna de cuarto curso que se incorpora a nuestro cole a través del campamento (nos ha parecido una idea genial) y la segunda es la frase de un niño de tercero: "Ha sido uno de los mejores días de mi vida". ¿Se puede pedir algo más?...
Hoy la luna llena ilumina Isín en esta primera noche. Los profes, como es habitual, nos vamos a la cama tarde pero tranquilos porque sabemos que todos están bien. Seguramente algunos de los atrapasueños tendrán cosas bonitas enredadas en sus hilos.

Besos y abrazos para todos. 


1 comentario:

  1. Ya veo que el primer día ha sido fantástico, las fotos lo reflejan.

    Chicos, disfrutad y aprovechad esta experiencia, extraed todo el meollo a cada momento, cada día es una vivencia única que quedará grabada en vuestro corazón para siempre. Muchos besos a todos y en especial a Pau y un abrazo y mucho agradecimiento a los monis que conseguís hacer vivir a nuestros hijos esta experiencia maravillosa.

    Muacccc!

    Gema

    ResponderEliminar